martes, 31 de mayo de 2011

Se Diluyen los Indignados

El movimiento Democracia Real Ya, y alguno más de los que inicialmente provocaron el el intento de concienciación de la población española sobre la clase de falsa democracia que vivimos en España esta perdiendo la batalla. Mejor dicho, la perdió antes de disputarla, que, como nos dice Sun Tzu, es el momento en que se ganan o se pierden.

Las razones de este intento de cambio, al menos al principio, antes de salir a la calle, mientras se planteaban por internet, eran claras y no carecían de fundamento. Partían de la visión de que el sistema esta viciado, de que no funciona. De que se nos engaña con una falsa democracia que esta instaurada en el reinado alternante de dos partidos que nos gobiernan como dictadores. Y que los mecanismos creados hasta ahora, hacen que ningún nuevo partido pueda hacerse con cotas de poder suficiente para ser más que una anécdota y que mueren en el intento.

No me convencen del todo sus soluciones. Ni sus peticiones. Ni sus planteamiento. Me considero muchísimo más liberal, y me suena todo a intervencionismo de nuevo. Pero al menos compartía parte del planteamiento del problema.

Sin embargo, como digo, empezaron a estar destinados al fracaso absoluto el día que decidieron que cualquier apoyo sumaba fuerzas. Que lo que había que hacer era unir gente para dejarse ver y al menos crear un clima en el que el problema saltara a la luz. Con ello algunos partidos como IU o UPyD se subieron al carro. Organizaciones anti-taurinas, feministas, gente que iba de botellón, antisistemas extremistas, vegetarianos, verdes, anti-nucleares.... y cualquiera que tuviera algo que decir, con más o menos razón.

Lo primero que produce esta agregación es la disolución de la idea principal. El segundo efecto, es que el numero de personas que podrían simpatizar con tu movimiento se reduce de forma drástica, porque las ideas son tan dispares que no se pueden compartir todas juntas más que por un número muy reducido de españoles.

Las imágenes del botellón, de la suciedad, el olor y la idea de que casi era una reunión festiva, con actividades que los ocupas suelen realizar en los edificios que "rehabilitan" para su uso es la puntilla al apoyo exterior, a la simpatía de la gente que esta en sus casa.

El movimiento ha llegado a una calle sin salida. Debe disolver las concentraciones y pensar en una nueva estrategia. Soltar lastre, volverse más claro, más conciso y empezar a concienciar a la gente de que lo que piden es legitimo. Si no morirá ahogado en sus propios errores, no habiendo planteado ni siquiera una lucha convincente.

A muchos que se han sumado al carro esto les molestará, muchos que vieron una plataforma para el todo vale se sentirán ofendidos. los políticos verán como se les escapa de las manos y los que estaban  al cachondeo parasaran. Pero hoy más que nunca, todos estos, que se jodan

6 comentarios:

Nacho dijo...

No estoy contigo en eso de que esto suena a intervencionismo.

Las propuestas más claras son la reforma de la LOREG para dar representatividad equitativa a los partidos, listas abiertas y más transparencia de la clase política. Otros puntos buscaban una democracia participativa en forma de referéndum, para quien decida seamos nosotros, no el Estado. Precisamente eso evita el intervencionismo de unos gobernantes que son cuestionados activamente por la ciudadanía sólo una vez cada cuatro años.

Las imágenes de botellón y suciedad no sé dónde las has visto. Nunca he visto a gente tan organizada y tan limpia como los de la Puerta del Sol, limpiando incluso las pintadas de los comercios, quitando pancartas molestas para los hosteleros...

Yo creo que el verdadero problema viene desde los de fuera, de aquellos quienes desde el sofá piden y piden cambios reales ya a quienes están en la calle debatiendo los problemas. No se puede pedir algo tan rápido. Las cosas rápidas suelen hacerse mal. Vísteme despacio, que tengo prisa. Esto es el comienzo.

Ya se verá en qué se traduce todo este movimiento.

¡Un saludo!

Sostrato de Cnido dijo...

Pues no he tenido la suerte de ver los de la puerta del sol, pero en mi ciudad, Valladolid, la concentración esta pegadita a mi casa, y es una escombrera la mayor parte del tiempo. Al ser una concentración más pequeña, en algunos momentos tiene muy poca gente y se ha aprovechado para limpiar, pero estaba desastroso.

El ambiente de botellón era constante, y el olor a porro, casi una nube toxica.

Sin embargo, las propuestas de DRY estaban expuestas allí y servían de referencia, pero mezcladas con demandas que no tienen nada que ver, como mas zonas nudistas, o menus veganos

No digo que no se tenga derecho a reclamar esto, si no que no era el sitio.

Creo que habrá que disolver estas concentraciones, y proponer un movimiento activo, separado del resto de revindidaciones, para lograr un estado realmente democrático, donde todo lo demás pueda ser puesto en tela de juicio y aprobado por la gente. Orden en la actuación

Yo el intervencionismo lo veo por todos los lados, como los fantasmas, pero es obsesión mía, porque creo que el estado debería reducirse a una expresión mucho más pequeña que la actual, y desaparecer en gran parte de nuestras vidas y por completo de nuestras decisiones.

M.A.S dijo...

Actualmente el movimiento de los indignados está en un punto muerto y como dices corre el riesgo de disolverse sino lo está haciendo ya. Su mayor error ha sido apoltronarse en la puerta del sol sin hacer nada esperando a que el sistema cambie por arte de magia. Hablar está bién, pero no es suficiente, hay que pasar a la acción,currárselo un poquito y sobre todo como bien dices soltar mucho lastre innecesario.

Sostrato de Cnido dijo...

Si, creo que es esa la situación. Pasar a una acción mas concreta, y no confundir peras con champiñones

Ŧirєηzє dijo...

se diluyen...para volver a concentrarse el dia 19...la convocatoria esta ya circulando de neuvo por todos los foros y redes sociales de internet...
no sé en que deparara esto...pero yo les deseo toda la suerte del mundo...


saludos..¡¡¡¡¡

Sostrato de Cnido dijo...

Se pueden concentrar todo el tiempo que quieran, e intentarlo las veces que haga falta. Pero la dilución a la que yo me refiero es mas ideológica. Creo que necesitan fijar un rumbo más claro.

Un abrazo