martes, 4 de octubre de 2011

Peras al Olmo

Según la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia cuando un marido condenado por amenazas llama a su mujer, en el transcurso de una fuerte discusión, ZORRA. Se refiere al significado de animal astuto, con lo cual podríamos pensar que es un piropo.

Esta desfachatez, falta de sensibilidad e interpretación torticera y sibilina de la ley, es algo demasiado habitual en este país. No importa que cause injusticias, ruinas, robos, terrorismo o asesinatos y maltratos de mujeres todos los años.

El sistema judicial esta pervertido. Los jueces deciden lo que quieren que pase, en lugar de interpretar las leyes. Las retuercen cuando la situación política lo requiere para hacer parecer delitos de terrorismo, tonterías de chicos traviesos. Dejan en la calle a políticos ladrones y provoca, como es el caso, que mujeres atemorizadas o que sufren violencia por parte de sus parejas, no confíen en la justicia.

En este caso, el atropello se produce primero por parte del Juez Juan del Olmo, que realiza la ponencia exculpatoria en la sede de la sección tercera de la Audiencia. Supongo que es de los que piensa que demasiado favor le hizo a su mujer este señor, permitiendola salir a la calle y lanzandola piropos como zorra. Supongo que a tal burro, es como le gustaría que la gente se refiriera a su madre o a sus hijas.

La segunda parte del atropello se produce por toda la sala de la sección, que aprueba esta ponencia y absuelve al hominido sin evolucionar, que no ha aprendido aún a tratar con mujeres. Alguien que se siente tan amenazado por un ser superior a el, que solo puede defenderse atacando y menospreciando primero. Esta sala, de por si, debería disolverse, por incompetecía y dejación de sus funciones, por desconocimiento de la ley y prevaricación al aplicarla, y por no haber demostrado ser capaz de entender que esta juzgando disputas entre seres humanos que merecen un respeto muy superior al que los animales subdesarrollados que son, pueden aspirar.

La justicia en España es una cachondeo, pero la gente no se da cuenta que esto significa que causa muertes, agredidos, damnificados social y económicamente y una sensación de que no funciona que hace que la gente no se sienta segura ni tenga fe en ella.

Los jueces que actúan de esta manera son una basura que hay que sacar de nuestra sistema, de nuestra sociedad, tanto como los políticos corruptos, los ladrones, los asesinos o los terroristas. No son mejores ni peores, son bastardos que nos sobran, para siempre

11 comentarios:

M.A.S dijo...

La verdad es que cuesta creer esto y mas viniendo de un juez. Verdaderamente este país ha perdido el rumbo y la justicia con ponencias como está consiguiendo que aumenten los malos tratos hacia las mujeres. Lo dicho, que tenga suerte y no le pase nada a su mujer o hijas para que sepa lo que se siente.

ISIS dijo...

Es increible, y parece justicia de pandereta. Tanto decirle a las mujeres, que no callen, que denuncien, tantos millones gastados, en propaganda en juzgados para la mujer, tantas y tantas promesas y viene este sr. y desmonta la paraeta.

Espero que se cure con su propia medicina.

Un abrazo.

Trecce dijo...

Yo siempre digo que ojalá nunca me vea ante un juez, porque no sé lo que me puede pasar. No es cuestión de que tengas la razón a la vista de todos, es cuestión de lo que aquel tipo, que se cree Dios, decida sobre ti. Y te puede hundir en la miseria.

Sostrato de Cnido dijo...

En España ya no cuesta creer nada de los jueces M.A.S. El ritmo sobre estos temas creo que no se ha recuperado o tenido nunca.

Un abrazo

Germán dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Sostrato. Es penoso el resultado de esta sentencia.

Sostrato de Cnido dijo...

La verdad es que la inseguridad jurídica de este país es uno de los grandes males para prosperar como democracia. Hay dos males endémicos en la justicia. Los jueces que quieren imponer su forma de ver las cosas por un lado, en lugar de aplicar la ley. Y los que son la voz de su amo político por el otro. Nada es ya increíble cuando es "Made in Spain" Isis

Un abrazo

Sostrato de Cnido dijo...

Yo opino lo mismo que tu Trecce, delante de un juez solo merece la pena estar si eres culpable, porque te puede tocar la lotería de salvarte.

un abrazo

Sostrato de Cnido dijo...

Gracias Germán. Me gusta el nuevo aspecto de tu blog. Que nadie deje de visitarte.

Un abrazo

María dijo...

Yo creo que a veces ni hay siquiera justicia porque hay quiénes comente delitos muy graves y a los dos días están en la calle, mientras que los que son delitos de menos importancia, están dentro.

Pero claro, también depende de la interpretación del juez a la hora de dictar la sentencia.

Un beso.

Sostrato de Cnido dijo...

El sistema judicial español, por sus sentencias sin coherencia, la falta de control, la falta de responsabilidad y la intervención política no es justo. No puede ser confundido con justicia.

Gracias por tu visita María

Jesus dijo...

La justicia debe ser reformada en profundidad. El problemaes cómo. En Bolivia ha habido elecciones a los órganos judiciales y todo el mundo ha podido elegir a los magistrados. No ha habido campaña electoral para que todos tuviesen las mismas posibilidades. La oposición acusaba al Gobierno de que quería poner a jueces afines.

Aquí en España el PP quiere que los órganos judiciales sean elegidos por los jueces mismos. Estaría bien, pero puede que en un momento dado dificultasen la labor del poder legislativo no dejándole avanzar.

La verdad es que es una solución difícil.
Aunque en el caso que planteas la solución es bien fácil, recurrir a una instancia superior y que el juez que ha dictado esta sentencia sea como mínimo dado de baja temporalmente.

Un saludo.