viernes, 9 de marzo de 2012

Sindicatos: Se Terminará Rompiendo La Baraja

El tema, como era de esperar, empieza a ponerse caliente en España. Una vez que el P.P. volvió al gobierno, era cuestión de tiempo que la izquierda se diera cuenta de lo rentable que le salió el caos en la calle, por cualquier cosa, por cualquier motivo, en la última legislatura de Aznar. "Leña al mono, que es de goma"

Repasemos la situación. El PSOE deja el gobierno en el año 1996. Entonces el presidente era Felipe Gonzalez. Cuando el P.P. entra en el gobierno la situación es caótica. El paro es insostenible. El estado ha tenido que devaluar la moneda tres veces para poder hacer frente a los pagos, los españoles son cada día más pobres, la seguridad social se encuentra en una suspensión de pagos técnica, existen bancos intervenidos... EL CAOS.

Entonces entra en el gobierno el P.P. y realiza una serie de ajustes durante la primera legislatura, que, de la mano principalmente de Rodrigo Rato, llevan al país a la senda del crecimiento. Empiezan a pagarse y devolverse deudas, se llega al déficit cero y empieza el superávit de la seguridad social. Son años de bonanza en los que se producen las elecciones del año 2000.

En este clima y de forma incontestable, el P.P. gana las elecciones, en lo que se convierte la mayor debacle del PSOE en democracia (hasta esa fecha). La mayoría absoluta del P.P. es holgada y seguimos en la senda del crecimiento. En lo económico es una legislatura plácida, se empiezan a ver las bondades de los ajustes, al deducir el déficit sobra más dinero que no se dedica a intereses del préstamo y Aznar acuña la frase: "España va bien", pero es que iba bien de verdad.

Con esto nos plantamos en los últimos años de legislatura, con la promesa de Aznar de no presentarse para un tercer mandato. Y aquí es donde cambia la historia. La izquierda, y sobretodo el PSOE, se dan cuenta de que el P.P. en ese clima volverá a ganar de sobra, que la situación económica es inmejorable y que eso hará que saquen una holgada mayoría absoluta. Y deciden que la guerra tiene que ser de crispación y en la calle. La consigna: todo lo que hagan hay que contestarlo en la calle. Y así tenemos las protestas contra la guerra de Irak, el Prestige.... El clima es cada vez mas turbio, y aún así la mayoría absoluta del P.P. parece garantizada.

Entonces llega un momento fatídico de nuestra historia. El 11M. El 11 de marzo del 2004 estallan bombas en trenes en Madrid, dejando una cifra de cerca de 200 muertos y 1800 heridos. Y, sin entrar en la autoría de este crimen, la izquierda ve la puerta abierta, ve la herida por la que nos desangramos todos y decide meter el dedo. Que no se cierre.

En una pésima gestión de la situación por parte del P.P., el PSOE, con la colaboración de los altos mandos de la Policía Nacional y del CSID, decide que es la hora de echarlos del poder, por las buenas, por las bravas o como haga falta. Y aquí se monta la de San Quintín. Lo importante: El P.P. ha matado a 192 personas, esto le tiene que quedar claro a todo el mundo.

En un país de borregos incultos el mensaje cala rápido, gente que no iba a ir a votar decide votar a ZP. Gente joven con su voto decido por el P.P. cambia de idea y, o se queda en casa, o acude a votar al PSOE (cuantos de estos conozco yo, y lo que se han arrepentido después, y lo engañados que se sienten...), gente de la izquierda, más radical que el PSOE, se decide por el voto útil. La idea: Echar a Aznar del gobierno (otra mentira, Aznar no se presentaba a esas elecciones). El PSOE llega a saltarse y violar la jornada reflexión, en un acto claro de ilegalidad, dando un disurso televisado del señor Rubalcaba.

El resultado de todo esto: Jose Luis Rodríguez Zapatero se convierte en presidente del gobierno. Las consecuencias? estamos metidos en ellas todavía. Las razones: Prometo entrada sobre el 11M la próxima semana.

Y nos plantamos en el día de hoy. como decíamos, aquel P.P. al que hubo que echar a cañonazos del gobierno esta otra vez en la Moncloa. Coge las riendas en una situación aún peor de la que dejo Felipe Gonzalez. Más deuda. Más paro. Más recesión. Y España en esta situación piensa, que nos saquen los de la otra vez, y les concede mayoría absoluta. Para que? para hacer las reformas, que hechas 4 años antes habrían sido menos graves, menos dolorosas, menos insufribles.

Va a aceptar esto la izquierda española. NO. Por qué? porque algún día tendremos que despertar de la mentira y darnos cuenta de que nunca, en ningún sitio, en ningún idioma, bajo ninguna premisa, las palabras SOCIALISMO, COMUNISMO o ANARQUISMO han sido sinónimos de la palabra DEMOCRACIA.

Así que como decía: A seguir la misma táctica. A la calle, a reventar la situación, a crear el clima, a esperar la oportunidad, y cuando se abra, o si tienen que abrirla ellos, si con un poco de suerte en lugar de 200 muertos son 2000, meterán de nuevo el dedo en la llaga, dejaran que nos desangremos y sacarán al gobierno elegido del poder. En otro golpe de estado, como lo fue el 11M

La manifestación convocada para este 11M se trata de esto, de unir los dos conceptos, de dejar claro que hay dos bandos, de recordar a todos que el PP mató a 200 personas, de dejar claro que solo la izquierda tiene legitimidad par hundir este país.

Los sindicatos se han convertido en uno de los principales problemas de España, probablemente el mayor. En medio de la que esta cayendo, y después de 7 años largos en silencio, porque los que destruían la economía eran los suyos y además les daban más dinero para que callaran.

Es hora de que nos libremos de ellos. Ni una subvención más, que vivan de su trabajo, de sus afiliados, como todos nosotros. Viven de nuestro dinero y convocan una huelga general ahora? para que el país reviente cuando se esta desangrando? para volver a meter el dedo en nuestras heridas? para que las empresas que están al borde caigan? para obligarnos a no trabajar ese día?

Cree esta basura que yo me puedo permitir estar un día sin trabajar, para que ellos puedan volver a poner en el poder a sus amigos? QUE SE VAYAN A LA MISMÍSIMA MIERDA, No nos representan, ni a los trabajadores, ni a los parados, ni a los españoles de bien. Solo re representan ellos. Lo mejor que nos podría pasar: que se disolvieran y desaparecieran para siempre, y si no les gusta, que se jodan!!

4 comentarios:

Trecce dijo...

Iluso de mí, aún tengo confianza en que todo lo que cuentas, que es más o menos tal cual, haya servido para que más de uno espabile y no se deje engañar de nuevo. Claro que para eso, el PP (que también está "plagaito" de incompetentes), sepa explicar las cosas y quitarse los complejos y actuar con firmeza y sin prepotencia.

Sostrato de Cnido dijo...

No tengo confianza ninguna en este PP, no te engaño. Esta plagado de políticos profesionales, conservadores intervencionistas y familias peleadas. Pero creo que no se le ha concedido ni los 100 días de cortesía

jano dijo...

Querido Sostrato, lo has razonado y relatado magistralmente.
Después de la debacle de ZP y sus chorizos y chorizas, incluídos los sindicatos de clase, ahora toca el 11-M bis para seguir crispando la calle y culpabilizar al PP de unas medidas drásticas, que no agradan a nadie, y que no habría que haber tomado con tanta crudeza de no ser por la mugre moral y económica heredada del PSOE (también bis)y que ahora pretenden rentabilizar como si con ellos no fuera la cosa.
Espero tu entrada acerca del 11-M.
Un saludazo.

Sostrato de Cnido dijo...

Es una vergüenza como han aprovechado el día de hoy, aunque parece que no les ha salido muy bien, aún así van sembrando, van aumentando artificialmente el nivel de crispación. Lo siguiente: huelga general, y poco a poco calentando. Mi entrada sobre el 11M la pondré mañana. Para mi, hoy, es el día de las victimas. Mañana hablaremos de los verdugos.

Un abrazo