martes, 15 de febrero de 2011

Alemania Despega

Cada día que salen los datos de Alemania sobre su economía esta más claro. Alemania esta levantando la cabeza y mucho más rápido y fuerte de lo que se esperaba. Las razones son muchas, su economía estaba mejor preparada y es más solida, la capacidad de trabajo y recuperación alemana es histórica... pero sobre todo han hecho sus deberes en forma de recorte del gasto público y moderación salarial.

Esta claro que esto siempre es impopular, porque el gasto público suena abstracto, pero es recortar en infraestructuras, educación y gasto social. Y la moderación salarial es el sueldo de todos. Pero esta claro que ahora podrán recuperar sus lugar perdido y crear un empelo que mantenga otra vez el gasto público y un beneficio que recupere el nivel de sueldos.

No sera por sindicatos, probablemente el sindicato más duro del mundo es el del metal en Alemania. Es por responsabilidad. De que sirve tirar cada uno para su lado cuando el barco se hunde con todos. Hay que dejar de criminalizar a los empresarios. Por norma general un empresario es una persona como cualquier trabajador, que arriesga su dinero para montar un negocio donde otros obtienen trabajo, que trabaja más horas que nadie. Y que solo cobra cuando sobra dinero de pagar al resto. Que quiere ganar dinero? Como todos. Que quiere ganar mucho dinero? Como todos. pero esa es la foto del 97 por ciento de los empresarios de este país. Pero en España ser empresario es ser delincuente.

En que cabeza cabe que cuando una empresa no tiene más que perdidas se aumenten los salarios con el IPC? Que se joda el empresario!! Es la frase más escuchada desde los sectores más incultos e ignorantes del sindicalismo y la extrema izquierda española.

Pues bien, el resultado es que ese 98% de empresarios que yo he descrito, no aguanta la situación, tienen que comer, y cierra sus empresas, pasando el sueldo de sus trabajadores de poder haber bajado un 5% para capear la crisis a 0%. Y el otro 2%? El de empresarios ladrones que se forran y que roban a sus trabajadores. Pues ante la falta de beneficios cierran y montan la empresa en otro lado. Resultado? el mismo.

O entendemos que los trabajadores no tienen un derecho divino a ganar dinero, más dinero todos los años, pase lo que pase. Y que son parte de las empresas como los empresarios. Y en muchos casos menos trabajadores que el. O entendemos que un trabajador que no produce tiene que ser despedido para que uno que si que quiere producir, uno que no tiene trabajo a pesar de estar preparado y merecer el puesto porque el otro esta sobre protegido por la casta sindicalista. O aquí nunca tendremos una economía de mercado, que los siento por el que no le guste, pero es la única que genera riqueza en lugar de repartir pobreza.

Con los sindicatos esto funciona igual que si tu vas sentado en primera clase en un avión y te dicen, puede usted seguir en primera clase, pero le pondremos la comida de la de segunda, porque la de primera esta en mal estado. Y tu reclamas, no no, pongame la de primera que la he pagado.

Los sindicatos son la verdadera lacra de este país. Un falso ancla, que muchos ven como protección ante la deriva de los demonios empresarios, pero que lo único que logra es sujetarnos al fondo, sin capacidad de maniobra y con cadena corta, mientras la marea sube. Sin ellos no se donde vamos, con ellos, al fondo... y si no les gusta, que se jodan

4 comentarios:

hombresgrises dijo...

Alemania ha sabido hacer sus deberes, a lo que has escrito podríamos añadir una cosa, ha jugado con la deuda y con los mercados del resto de los países metiendo cizaña e influencia en cada uno de los foros por los que ha asomado la cabeza. Aún así me parece que haces una explicación muy clara.

Hay otro problema, si el sistema de mercado es así, ¿que problema hay en salir afuera y explicarlo? La izquierda no se atreve a reorganizarse y a clamar contra un sistema que cree injusto. La derecha se esconde y no da pistas, manteniendo un perfil bajo, como si no acabara de creerse que esto no es culpa suya. Mientras tanto el terreno de lo público, y con esto quiero decir la política, se va contagiando de un tedioso color gris que aleja cada vez mas al ciudadano de sus instituciones. No me hables de crisis que ya tengo Gran Hermano.

Sostrato de Cnido dijo...

El juego en los mercados de Alemania creo que ha servido para engañarnos con la deuda del resto de los paises, para no tener que invertir más en rescatar el Euro y que le Unión no le costara más dinero. No creo que haya ido contra paises del Euro teniendo en cuenta que tenia que rescatarlos despues.

El problema para explicar el mercado es el de siempre. Es tan asqueroso tener que decirle a todo el mundo que lo unico que termina funcionando es el libre mercado. Que si no es por dinero nadie se mueve. Y que o respetamos la propiedad privada y las salvajes reglas de un mercado libre, que incluso para los convencidos de esto, como yo, es dificil

Es una realidad que entiendo como la unica que funciona, pero no da votos, porque es fea, feisima, y en el fondo todos deseamos que fuera asi.

Aun asi como convencido, entiendo que no funciona la demcracia si no es libreral y de libre mercado. Y que o cada uno obtiene lo que merece por su riesgo o por su trabajo, y lo que merece es lo que produce, no me refiero a lo que se esfuerza o a otra forma moral de la palabra, o al final nadie trabaja o se arriesga en invertir.

Otra cosa es que no haya unas reglas más claras para regular todo esto, y que los aprovechados listos, se queden con lo de los demás.

Por último, con respecto a lo que dices, creo que ya no es un problema de izquierdas o derechas, las dos, como intervencionistas controladores de nuestas vidas son caducas. Pero nos han metido en la cabeza que solo con su ayuda somos capaces de hacerlo. Gobiernan los que dicen las cosas que la gente quiere oir no la verdad, y Gran Hermano es la forma de convencernos de que mediocres de este pelo no son tan malos.

Hay algo claro, si la religión es el Opio del Pueblo, la religión de hoy es la televisión.

Gracias por tu comentario y por tu blog, me parece muy interesante

El titán dijo...

Señor Sostrato, la extrema izquierda nunca es capaz de hacer análisis serios de nada, y menos de la realidad. En cuanto a la izquierda real, de la que me siento parte, le puedo asegurar que no cargamos contra el pequeño empresario y tenemos un montón de medidas redactadas para su protección, contra lo que clamamos es contra la usura de un sistema que se ensaña con el débil y baila el agua al rico.

Sostrato de Cnido dijo...

La palabra extrema unida a nada suele desacreditar cualquier ideología de por si. Además creo que las ideas son circulares y extrema izquierda y extrema derecha terminan muy proximos unos de otros.

En cuanto a la izquierda como idea moderada, la única idea que se puede considerar en cualquier rango, creo que necesita sacudirse algunos fantasmas y establecer sus principios fuera de lo que parece una lucha constante, porque en el mundo de hoy se ha difuminado mucho el termino trabjador y el termino empresario (fuera de grandes corporaciones) porque inclusos los pequeños inversores en grandes negocios son trabajadores.

Fuera dejo a los sindicatos, casta de aprovechados sin ideas que se han sumado al carro de tragar del Estado, y en una curiosa defensa del fuerte con respecto al debil, lo explico:

UN sindicato tiene como principal labor la negociacion de los convenios colectivos y la defensa de los trabajadores en sus puestos a perpetuidad. Esto produce una espiral mu dañina que consiste en que la gente no cobra por lo que trabaja sino por el puesto que ha conseguido, y si consigue estar tiempo suficiente en el se lo ha ganado a perpetuidad (haga su trabajo o no) porque el despido (fuera de las grandes empresas es impensable)

Esto lleva a que el que no cumple con su trabajo se situa en una posicion dominante donde puede pervivir siempre, mientras que el que quiere trabajar se queda fuera para siempre del sistema en tiempos de crisis. Y además lleva en algunos casos a una productividad baja (no cobro más por hacerlo mejor) que impide la expansión del negocio y la contratación de trabajadores nuevos.

El sistema sindical actual es nocivo para los trabajadores aunque nosotros aun no lo sabemos

A parte dejo su connivencia con el poder cuando les interesa.

y una pregunta más? si pactar los precios de la gasolina entre las empresas va contra las leyes de la competecia (no lo dudo y es lamentable), no va contra las leyes de las competencia los convenios colectivos (el pacto por parte de los trabajadores del precio de su hora de trabajo)?

un saludo y gracias por la visita